La tecnología nos ofrece novedosas soluciones para afrontar el reto que supone mantener los compromisos de sostenibilidad de las ciudades. La progresiva implantación de sensores y sistemas inteligentes ha hecho posible recoger datos de lo que ocurre en la ciudad de forma constante. Un primer paso en el proceso de smartización.